sábado, 17 de febrero de 2018

Alemania se relega, pero sigue al frente del medallero general

AFP y EFE

Alemania se quedó en la jornada de ayer en blanco, por primera vez desde que empezaron los Juegos de PyeongChang, lo que aprovecharon Noruega y Holanda para acercarse, aunque sólo ligeramente, en el medallero.

Los alemanes llevan nueve medallas de oro, por seis de sus dos inmediatos rivales.

Los debutantes en la tabla fueron Bielorrusia y Gran Bretaña, mientras que quien experimentó la mayor mejora fue Suiza, que escaló del puesto decimosexto al undécimo.

Hoy se reparten nueve juegos de medallas.

Asimismo, los Atletas Olímpicos Rusos, que actúan bajo bandera neutral por el escándalo de dopaje, no llegaron aún a sumar preseas doradas.

Holanda en patinaje

La holandesa Esmee Visser ganó el título olímpico de los 5.000 m de patinaje de velocidad por delante de la checa Martina Sablikova y la rusa Natalia Voronina, en la final disputada ayer en Pyeongchang.

Es el sexto título de siete disputados para los patinadores holandeses en estos Juegos Olímpicos.

La campeona del mundo de la distancia, la alemana Claudia Pechstein, triple campeona olímpica, sólo pudo ser octava.

El jueves cumplirá 46 años y ganó el bronce en su primera participación olímpica... en 1992 en Albertville.

Eslalon

Grandísima favorita, la estadounidense Mikaela Shiffrin dio un brusco frenazo ayer en su cosecha olímpica de medallas, quedando a pies del podio de una prueba de Eslalon que se llevó la sueca Frida Hansdotter, por delante de la suiza Wendy Holdener.

Ganadora del pequeño Globo de Cristal de esta disciplina en 2016, Hansdotter, segunda después de la primera manga, superó por apenas 5 centésimas a la suiza Wendy Holdener, que había terminado al frente en la primera bajada, y a la austríaca Katharina Gallhuber (a 32 centésimas).

Shiffrin se quedó a ocho centésimas de subir al podio.

A sus 32 años, Hansdotter se convirtió en la segunda esquiadora sueca en coronarse en esta prueba, después de que lo hiciera Anja Parson en 2006.

Este es el primer gran título para la sueca, después de haberse quedado anteriormente a las puertas en los tres últimos Mundiales, con 1 segundo y dos terceros puestos.

Shiffrin, proclamada el jueves campeona olímpica de Gigante, vio frenada su anunciada colección de medallas en estos Juegos. La esquiadora de Colorado, líder de la Copa del Mundo, reconoció en un primer momento que sufre “algún tipo de virus”, mientras que los organizadores indicaron que la joven prodigio había vomitado antes de la salida.

Con seis victorias en los ocho Eslalons disputados esta temporada, Shiffrin, que defendía el oro logrado cuatro años atrás en Sochi, realizó dos mangas lejos de su nivel habitual.

La esquiadora de Colorado anunció que no participará en la prueba de Super G.



GRÖNLUND LLEGA EN EL PUESTO 105 DE LA PRUEBA 15 KILÓMETROS LIBRE

El boliviano Timo Grönlund, único representante del país andino junto a Simon Breitfuss en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang, finalizó la prueba de los 15 kilómetros estilo libre de esquí de fondo en el puesto 105, a 9 minutos y 34 segundos del ganador, el suizo Dario Cologna.

De la nómina de participantes latinoamericanos en la prueba, Grönlund finalizó por detrás del argentino Matías Zuloaga (100º) y del chileno Yonathan Jesús Fernández (102º), pero por delante del brasileño Víctor Santos (110º), del ecuatoriano Klaus Jungbluth (112º), del colombiano Sebastián Uprimny (115º) y del mexicano Germán Madrazo (116º).

El esquiador de origen finlandés firmó un tiempo de 43 minutos 18 segundos, a 9 minutos y 34 segundos del vencedor helvético.

“Estoy más que feliz, me fue mucho mejor de lo que podía esperar. Pensé que iba a llegar por lo menos 12 minutos después del ganador, pero haber quedado a 9 minutos y 34 segundos está muy bien. Hoy (ayer) hice una muy buena carrera”, afirmó a la AFP.

Dario Cologna conquistó la medalla de oro, logrando su tercer título consecutivo.



TAUFATOFUA FINALIZA LA COMPETENCIA SIN “CHOCAR CON UN ÁRBOL”

El tongano Pita Taufatofua, el mediático abanderado con el torso desnudo del país oceánico, logró acabar la prueba de los 15 kilómetros estilo libre de esquí de fondo en los Juegos de Pyeongchang, una prueba en la que su objetivo era “no chocar con un árbol”.

Taufatofua cruzó la línea de meta en el puesto 114 de los 116 participantes, pero evitó estrellarse contra un árbol, cómo había afirmado temer en tono de humor esta semana.

“Primero, terminar antes de que apaguen la luz. Segundo, no chocar con un árbol”, se había propuesto Taufatofua, que logró su objetivo con creces.

Taufatofua, que participó en 2016 en taekwondo en los Juegos Olímpicos de Rio, fue uno de los iconos de la ceremonia inaugural con su indumentaria tradicional de Tonga y mostrando su musculado torso desnudo, en una imagen que dio la vuelta al mundo.

En la ciudad surcoreana volvió a realizar la misma actuación, pero esta vez con temperaturas bajo cero.

Nacido en Brisbane (Australia) hace 34 años pero originario de Tonga, Taufatofua afirmó el miércoles que sería capaz de terminar la carrera sin incidentes ridículos como la pérdida de un esquí.

lunes, 12 de febrero de 2018

SuperJavi ya está en la Villa Olímpica

avier Fernández, doble campeón mundial y séxtuple de Europa de patinaje artístico, la principal baza teórica del equipo español que compite en los Juegos de Invierno de PyeongChang, ya se encuentra en la Villa Olímpica de Gangneung, localidad que alberga las pruebas de su deporte.

El SuperJavi, de 26 años, que quiere sacarse en Corea del Sur la espina del cuarto puesto que logró en los Juegos de Sochi (Rusia), donde un error de cálculo (ejecutó un triple salto en vez del cuádruple que había anunciado) le apartó de la medalla.

Llegó en la tarde noche de ayer a la citada villa de deportistas, según confirmaron fuentes del Comité Olímpico Español (COE).

Fernández arribó a zona olímpica procedente de Toronto (Canadá) acompañado por su segunda entrenadora, la canadiense Tracy Wilson.

Su técnico principal, Brian Orser, ya lleva varias jornadas en Gangneung, dado que también es entrenador del conjunto de Corea del Sur, que participa en la prueba de patinaje por equipos.

Mañana, tienen previsto llegar a Corea del Sur los padres del astro madrileño, Antonio (militar de profesión), y Enri (funcionaria de Correos). Con ellos también estará su hermana, Laura, expatinadora que en la actualidad compagina su trabajo de enfermera pediátrica con el de entrenadora de patinaje, en Valdemoro (Madrid).

Fue gracias a ella que el campeón español empezó a interesarse, de pequeño, por el mundo “atrapante” que exhibe este deporte y que se convirtió en su pasión

Kasai: Me siento como si tuviera 20 y quiero seguir

El japonés Noriaki Kasai, recién convertido en los Juegos de PyeongChang en plusmarquista absoluto de participaciones olímpicas de invierno, con ocho, indicó, a los 45 años, que su intención es “seguir saltando hasta los Juegos de Sapporo”, localidad japonesa que se plantea presentar su candidatura a albergar la cita de 2026.

Kasai, que hace cuatro años ganó la plata en el trampolín grande de los Juegos de Sochi (Rusia), se convirtió de esa manera, con 41, en el más veterano medallista de la historia del olimpismo invernal.

El simpático Noriaki es, sin duda, una de las grandes estrellas de los Juegos de PyeongChang.

Detenta una innumerable lista de récords relacionados con su longevidad deportiva. Concluyó en la posición 21, el sábado, la prueba de trampolín corto, que ganó el alemán Andreas Weillinger, quien tiene más de la mitad de años menos que él y que, con 22, podría ser su hijo.

“Me siento como si tuviera 20. Hago los mismos entrenamientos que los saltadores jóvenes”, explicó el bravo oriental, que consiguió su primera medalla olímpica hace 24 años, en la cita de Lillehammer, Noruega.

“No he cambiado mi régimen de ensayos desde que empecé. Cuento con mucha experiencia y siempre estoy aprendiendo”, indicó Kasai, que cuando le preguntaron qué es lo que le mantiene tan joven, indicó que come “comida japonesa”.

“Quiero seguir hasta Sapporo”, dijo, en referencia a la posible candidatura de esa localidad de su país para albergar la cita de 2026.

Es de suponer que lo dijo en broma. Aunque con Noriaki Kasai, nunca se sabe a ciencia cierta.

PRIMERA PROEZA El alemán Arnd Peiffer consiguió su primera victoria en unos Juegos Olímpicos de Invierno al ganar ayer el sprint de 10 kilómetros de biatlón en PyeongChang y encabezó el podio.

Subcampeón en el relevo 4x7.5 kilómetros en la pasada cita olímpica de Sochi (Rusia), Arnd Peiffer capturó en esta ocasión la medalla de oro.

Completó el recorrido con un registro de 23:38.8, con pleno en el tiro, y se acomodó en la primera posición con una ventaja de 4.4 segundos con respecto al checo Michal Krcmar, debutante en el podio en unos Juegos Olímpicos.

El italiano Dominik Windisch fue tercero, a 7.7 segundos del campeón, con un error en el segundo campo de tiro.

El francés Martin Fourcade, dos veces campeón olímpico en Sochi 2014 y once veces campeón del mundo, fue octavo en la competencia de ayer.

Perrine sortea los “baches”

La francesa Perrine Lafonte se proclamó nueva campeona olímpica de baches de freestyle (esquí acrobático) al anotarse la prueba disputada en Phoenix Park.

Lafonte, de 19 años, que hace uno ganó el oro en los Mundiales de Sierra Nevada (España) en baches paralelos y plata en esta disciplina, se impuso con un total de 78.65 puntos y superó en tan solo nueve décimas a la canadiense Justine Dufour-Lapointe, a la que sucedió en el historial olímpico de la prueba.

La kazaja Yulia Galysheva, que el año pasado capturó plata mundial a los pies del Pico Veleta, sumó 77.40 enteros para acabar la prueba en tercera posición y hacerse acreedora de la medalla de bronce.

Cuarta fue la australiana Jakara Anthony, que acabó justo adelante de su compatriota Brittney Cox, para muchos, la gran favorita, tras haber conquistado el primer puesto mundial de la disciplina en la mencionada estación granadina.

Traductor provoca falla en un pedido

El equipo noruego que participa en los Juegos de Invierno se vio sorprendido por la llegada de 15.000 huevos después de que se hubieran pedido únicamente 1.500 para la alimentación de los cerca de 100 atletas durante las dos semanas de las distintas competencias.

El error, según varios medios noruegos, se originó en la traducción del noruego al coreano, para la que se utilizó el traductor de Google, que muchas veces suele arrojar datos incompletos o incorrectos.

En coreano, la diferencia entre 1.500 y 15.000 es solo una sílaba, lo que probablemente contribuyó al error.

Sin embargo, lo acontecido no tuvo mayores consecuencias, pues el proveedor no puso problemas en aceptar la devolución de los 13.500 huevos que sobraron del pedido hecho por la delegación noruega en los JJOO invernales.

Kramer agranda su apellido con tercer oro al hilo

El holandés Sven Kramer, campeón olímpico de patinaje de velocidad sobre 5.000 metros en los Olímpicos de Vancouver 2010 y Sochi 2014, repitió ayer como vencedor en PyeongChang.

Kramer rubricó su triplete dorado en esa distancia, con un tiempo de 6:09.76, lo que le permitió mejorar el récord olímpico que él mismo había establecido hace cuatro años en Rusia.

Si entonces capturó el oro con un registro de 6:10.76, esta vez rebajó su marca en un segundo para convertirse, por tercera vez en tres Olímpicos consecutivos, es el campeón de patinaje de velocidad sobre 5.000 metros.

Esas no son sus únicas preseas. En Sochi 2014 ganó otro disco dorado en la persecución por equipos, mejorando el bronce de Vancouver 2010.

Su estreno en el podio se produjo en Turín 2006, con la plata en los 5.000 metros y el bronce en la persecución por equipos. Es ocho veces campeón del mundo en la prueba.

Gerard se pone la capa de héroe de EEUU a los 17 años

El estadounidense Redmond Gerard, de solo 17 años, que ganó la prueba de slopestyle disputada en el complejo de Phoenix Park, se convirtió ayer en el primer campeón olímpico de snowboard y de su país en los Juegos de PyeongChang, celebrados en Corea del Sur.

Gerard, que sucedió en el historial a su compatriota Sage Kotsenburg, retirado a los 24 y vencedor en los Juegos de Sochi (Rusia), donde debutó esta disciplina en el programa olímpico, ganó por delante de los canadienses Max Parrot y Mark McMorris, que se colgaron al pecho las medallas de plata y bronce, respectivamente.

Salió con la victoria entre sus manos en una disciplina en la que un panel de jueces evaluó los trucos que se hicieron en una pista con enormes saltos, en la que los más técnicos y difíciles, así como la altura y la velocidad, aumentaron la puntuación final.

El joven talento de Westlake (Ohio), que había logrado la séptima ubicación en la primera ronda y la décima en la segunda, forjó su éxito en una impecable tercera manga, en la que su ejercicio fue valorado con 87.16 puntos, 1.16 más que Parrot, que también fue de menos a más y recibió su mejor valoración en la última ronda del certamen de slopestyle.

Todos se enfrentaron a un violento viento que provocó tropiezos. El único que no flaqueó fue el estadounidense, de 1.65 metros y 53 kilos.

McMorris, que, lideraba la prueba tras la segunda, con 85.20 unidades, se cayó en el último salto cuando estaba bordando su tercer ejercicio y se tuvo que conformar con repetir el bronce logrado hace cuatro años, en el debut de Sochi.

El noruego Staale Sandbech, plata olímpica hace cuatro años, fue cuarto.

De momento, Alemania se mantiene al frente del medallero de los Juegos Olímpicos con cuatro metales: tres de oro y uno de bronce. Le siguen Holanda, con dos discos dorados, dos de plata y uno de bronce, y Noruega, con una presea de oro, cuatro de plata y tres bronceadas.

Por su parte, el austríaco David Gleirscher se ha convertido en el nuevo campeón olímpico de luge individual al ganar la prueba disputada en el Centro de Deslizamientos de PyeongChang.

El tirolés, de 23 años, mostró su mejor versión en la prueba con un tiempo global al sumar las cuatro rondas de tres minutos, diez segundos y 702 milésimas, 26 más que el estadounidense Chris Mazdzer, que acabó segundo y se llevó el disco de plata.

El germano Johannes Ludwig invirtió 230 milésimas más que el ganador y se colgó al pecho la medalla de bronce.

Gleirscher obtuvo, de esta forma, la primera medalla para Austria en los Juegos de PyeongChang.

Más joven

Redmond Gerard es el segundo más joven en ganar los Juegos. El récord lo tiene el finlandés Toni Nieminen, de 16.